Cuando no iniciamos en esto de los sistemas operativos alternativos a Windows, y en concreto a los de la familia GNU/Linux (porque los hay de otros tipos como BSD o Solaris, todos derivados de Unix), en muchos casos no tenemos ni idea de muchos conceptos, de información, de características, vamos de nada. Y ahí surgen los problemas, entramos como elefante en una cacharrería y rompemos sistemas como quien rompe un simple papel.

Antes de empezar hay que tener por lo menos algunas cosas clara e ir con cuidado porque, aunque mucha gente habla de las maravillas de los S.O. GNU/Linux, lo cierto es que tiene cierta curva de aprendizaje (unas más pronunciadas que otras, dependiendo de la distribución) que considero que no todo el mundo es capaz de superar. Os voy a hablar desde el punto de vista de un novato que lleva algo más de año y medio utilizando Ubuntu y Deepin de forma habitual, más otras distros virtualizadas de forma esporádica.

¿GNU/LINUX?

Es el nombre correcto de esta familia de sistemas operativos, aunque genéricamente se les llama Linux, esto es solo una parte de estos S.O., concretamete su kernel o núcleo, que es su centro neurálgico. GNU (ñu) son las herramientas y programas que hacen falta para que el S.O. sea funcional como los gestores de ventanas, editores de texto, compiladores… prácticamente es el sistema operativo en si.

Así que el kernel sin las aplicaciones GNU no sirve para nada (por lo menos para el ciudadanito de a pie) y las aplicaciones GNU sin el kernel tampoco van a funcionar. De esta necesaria simbiosis nace pues los sistemas operativos GNU/Linux.

aaa

¿QUE DISTRO ELEGIR?

Aquí no hay nada que discutir, si sois nuevo en esto hay que ir por las facilitas, y cuando leéis por ahí sobre estas distribuciones indicadas para novatos, la idoneidad de estas se debe a su facilidad de uso, como puede ser a la hora de instalar, de actualizar, de descargar programas, de configurar. Parece una obviedad pero hay sistemas operativos GNU/Linux que pueden ser realmente frustrantes para los usuarios menos avanzados porque por defecto no traen interfaz gráfica para alguna de sus funciones.

Dentro de estas distros recomendadas por ser “amigables” con el usuario yo destacaría a Ubuntu y muchas de sus derivadas, de las cuales he probado, en mayor o menor medida, Linux Mint, Zorin, Kubuntu y Xubuntu, de entre las que no he probado pero que también recomiendan a usuarios noveles está Ubuntu Mate (Mubuntu), Lubuntu o Elementary. Fuera de la familia ubuntera, de las pocas distribuciones que he probado, solo puedo recomendaros Deepin y MX Linux (derivadas de Debian).

Captura de pantalla de 2019-08-21 17-47-18.png
Ubuntu y sus derivadas son de las distros más recomendadas para usuarios novatos.
DeepinScreenshot_dde-desktop_20190829195918

Te puede interesar: UBUNTU 18.04 BIONIC BEAVER

¿QUE TIPO DE DESARROLLO ME PUEDE BENEFICIAR?

Me refiero al sistema de actualización después de la instalación, no a las de seguridad y de aplicaciones, sino al cambio de versión del sistema operativo. Siempre se recomienda hacer una instalación en limpio cuando pasamos de una versión a otra (es decir de Ubuntu 19.04 a Ubuntu 19.10 por ejemplo) y si no tenemos en cuenta esto lo mismo estamos reinstalando nuestro sistema operativo cada poco.

Lo normal es que, dependiendo de la distribución, lancen una versión superior cada cierto tiempo. Por ejemplo Ubuntu lanza una nueva versión cada seis meses, Linux Mint (como derivada de Ubuntu) antes hacia lo mismo, ahora lanzan su siguiente versión a los dos años aproximadamente (con actualizaciones medianas de por medio), Zorin 12 fue lanzada en noviembre de 2016 y fue sustituida recientemente por Zorin 15 (si 15, no me he equivocado) en junio de este año, dos años y medio después.

Tengo que aclarar que Ubuntu y muchas de sus derivadas tienen versiones LTS (soporte largo) que dura dos años antes de que salga la versión superior LTS, después de estos dos años seguirá recibiendo soporte de seguridad y actualizaciones menores pero el sistema operativo ya no recibirá nuevas características de importancia.

Otras distribuciones utilizan un sistema rolling release cuyo desarrollo es continuo y van recibiendo a menudo nuevas actualizaciones. Aunque este tipo de distro suenan bien no son recomendadas para los novatos porque hay que tener buenos conocimientos sobre GNU/Linux para lidiar con la inestabilidad que puede provocar el tener nuevas características o aplicaciones que no han sido testeadas el tiempo suficiente ni en todas las condiciones posibles. Hay algunas distro semi-rolling release más adecuadas, como Deepin (hasta la versión 15.10) o Linux Mint Debian Edicion (LMDE), que ralentizan estas actualizaciones constantes de lo más nuevo para ganar estabilidad.

cinnamonlmde.png
LMDE con Cinnamon.

¿Y QUE “SABOR”?

A ver como lo explico de forma fácil sin liarla ni destrozar el concepto. La parte visible de una distro GNU/Linux, lo que vemos en la pantalla, es la GUI o interfaz gráfica de usuario, esta interfaz gráfica esta directamente ligada al entorno de escritorio, sobre todo al administrador de ventanas o windows manager (WM), digamos que es su parte visible. Un entorno de escritorio o DE por su parte es un conjunto de programas que nos ofrecen diferentes utilidades para poder trabajar en el ordenador. Cada entorno tiene sus peculiaridades como pueden ser ciertas herramientas, estar escrito con tal biblioteca (GTK, Qt…), tener este o aquel servidor gráfico (Wayland, X.org…), etc, que les da su propia personalidad.

Ahora mismo los dos entornos de escritorios predominantes en GNU/Linux son GNOME y Plasma de KDE (KDE Plama 5), como dije son los más extendidos pero no los únicos, de entre los alternativos más usados y populares están Cinnamon, Mate, LXDE, Xfce, Budgie, DDE (Deepin Desktop Envorvirent), Phanteon.

DeepinScreenshot_dde-desktop_20190812231342.png
DDE en deepin.
Captura de pantalla de 2019-08-19 23-35-50.png
Zorin tiene su propia visión de GNOME.
DeepinScreenshot_dde-desktop_20190820061519.png
Xfce sobre Linux Mint.

Te puede interesar: Deepin 15.9

¿GNU/LINUX ES COMPATIBLE CON MI ORDENADOR?

Muchas de las distribuciones GNU/Linux vienen con la opción de live CD/USB, de esta forma podéis probarla y ver si, en general, se adapta a nuestro ordenador. Normalmente son compatible con la mayoría del hardware disponible actualmente pero si buscas compatibilidad con lo último en hardware, estos sistemas operativos no son para ti, sin embargo, si que puedes resucitar un viejo equipo con alguna distro ligera.

¿SE PUEDE JUGAR?

Creo que es uno de los factores claves para que los posibles usuarios se terminen de pasar a GNU/Linux y la respuesta a la pregunta es sí, aunque hay que matizar. Vamos por partes, ¿hay juegos para GNU/Linux? si, pero no estan todos los títulos disponibles para Windows y, en muchos casos, los grandes títulos no se portan nativamente al sistema operativo de ñu y el pingüino.

¿Cómo juego? hay juegos muy sencillos que podemos encontrar en el gestor de software o en el gestor de paquetes (0 A.D. está muy bien) o podemos utilizar plataformas o emuladores de juegos como Steam, Lutris o PlayOnLinux. Personalmente uso la plataforma creada por Valve, Steam, la cual tiene muchos juegos nativos para GNU/Linux (Dota2, CS:GO, Dota Underlord, Rocket League, Total War: TRHEE KINDOMS, Civilitations VI, etc) y con la que también se puede jugar a bastantes títulos de Windows gracias a Steam Play.


Te puede interesar: STEAM PLAY, COMO ACTIVARLO

Ya que lo menciono explico un poco lo de Steam Play, Valve ha creado su propia versión de Wine (compatibilizador para poder ejecutar programas de Windows en GNU/Linux) al que llama Proton. Este ya viene activado por defecto para los juegos de Windows soportados por Proton “oficialmente”, pero nosotro podemos activarlo para todos los juegos ya que hay muchos que no han sido probados “oficialmente” que si que funcionan correctamente con Proton.

PersianTradeRoute.jpg
Juego de estrategia 0 A.D.
Captura de pantalla de 2019-08-29 01-01-24.png
Dota 2.
DeepinScreenshot_Seleccionar área_20190829100449.png
Grand Theft Auto V es uno de los juegos de Windows que podemos disfrutar el GNU/Linux gracias a Steam Play.

Te puede interesar: GRAFICAS AMD Y NVIDIA EN UBUNTU

¿COMO MANTENERLA?

Hace poco leí que para mantener una distro en buen estado hay que procurar que el trinomio usuario/hardware/software alcancen un equilibrio óptimo, y cuan cierto es esto. Muchas veces es el usuario, en su inexperencia principalmente, el que causa la mayoría de los destrozos en un sistema operativo GNU/Linux. Suelen ser sistemas estables, rocosos pero si tocáis lo que no hay que tocar la vais a liar.

Si sois usuarios noveles, a la hora de instalar seguir este orden para instalar una aplicación: gestor de software o “tienda”, gestor de paquetes (que por cierto suele mostrar todo el software disponible y la tienda no, ojo con esto) o paquete obtenido de la web oficial o de algún repositorio importante de fiar (como los de la comunidad). Procurar no saliros de esto, de lo contrario os arriesgáis a romper el sistema, cuidado con lo que veáis por internet, ahí hay que filtrar mucho.

También podéis utilizar para, entre otras cosas, instalar programas el/la terminal/consola. Veréis que en la mayoría de los casos las instrucciones de instalación son para usalas con este metodo. Está bien que aprendáis a usar el/la terminal pero primero no os agobies con que todo haya que hacerlo así (en muchos casos se podrá hacer lo mismo sin usarla) y segundo tratar de entenderla, por lo menos los comandos habituales que podáis necesitar, cuidado con los copia y pega.

tienda001.png
“Tienda” de Zorin.
tienda002.jpg
“Tienda” de Linux Mint.
Synaptic001.png
Los gestores de paquetes suelen ser herramientas más completas aunque algo menos vistosas que las “tiendas”.
tienda003
Gestor de paquetes de MX Linux.
gnu001
Nuestr@ amig@ el/la terminal.

Respecto a los paquetes aquí hay tela que cortar, voy a dividirlos en los de “vieja generación” y los de “nueva generación” (que no se me enfaden los sabios del lugar). Antes de hablaros del primer grupo de paquetes (los viejos) os comento un poco de historia, historia de casas dinásticas a lo juego de tronos. La gran mayoria de distros que hay en la actualidad son derivadas de dos de las más viejas: Debian y Redhat. El trio de distros más más viejas lo completa Slackware, aunque esta no tiene tanta repercusión como las otras. Estas diria que son las grandes casas pero hay otras pequeñas que intentan abrirse hueco como son Gentoo y Arch, pero dentro de una grande como Debian existe otra gran casa como es Ubuntu.

*Debian (deepin, Ubuntu, Knoppix, antiX, MX Linux, Kali, Parrot, Linux Lite, Trisquel, GALPon MiniNo, Canaima)

*Ubuntu (Kubuntu, Lubuntu, Xubuntu, Ubuntu Mate, Ubuntu Budgie, Linux Mint, elementary OS, Zorin, KDE neon, Pippermint OS, Pop! OS)

*Slackware (openSUSE)

*Redhat (CentOS, Fedora, Mageia, PCLinuxOS, ClearOS)

*Arch (Manjaro, ArcoLinux, ArchBang Linux, Chakra)

*Gentoo (Sabayon)

*Otras (Puppy, Solus)

linux
Aquí lo tenéis completo.

Todo esto viene porque existen principalmente tres tipos paquetes de “vieja generación”, dos de ellos relacionados con las dos “casas grandes”. Debian y sus derivadas utilizan los paquetes .deb, por contra Redhat y sus derivadas utilizan los paquetes RPM, las demás distros usan o una u otra o incluso alguno propio. Si la distribución que has elegido utiliza de un tipo, por ejemplo el .deb, no podras utilizar el otro para instalar aplicaciones. Existe un tercer tipo de paquetes de la vieja escuela que son universales para todas las distro, los tar.gz (y similares), que hay que compilar mediante la/el terminal, no es difícil pero no es lo conveniente para empezar.

Ahora le toca el turno a los paquetes de “nueva generación”, estos son los Snap, Flatpak y AppImagen, aunque hay que decir que este último no es tan reciente. Snap está desarrollado principalmente por Canonical (los mismo que llevan todo lo relacionado con Ubuntu), Flatpak tiene el respaldo de Redhat y AppImagen es un proyecto independiente. Aunque Snap y Flatpak son paquetes más o menos universales hay que ver cual es el compatible de forma nativa con nuestro sistema operativo, aunque en la mayoría de los casos se puede acondicionar el sistema para soportar los dos tipos de paquetes. Con AppImagen practicamente no vamos a tener problemas aunque su uso es un puntito más complicado y está menos extendido.

debian.png

redhat-e1567015767698.pngubuntu


Si quieres seguir estas y otras noticias únete al canal de Telegram El espíritu de Kusanagi.