nine-black-and-gray-cameras-1422220

 

Ahora que lo habitual es que los móviles dispongan de múltiples cámaras nos asaltan las dudas de porque esta configuración, de cómo funciona o de si realmente sirve de algo. Evidentemente estas dudas solo recaerán en los usuarios que tengan cierto interés por la fotografía y un presupuesto limitado, de lo contrario cualquier gama alta de Huawei, Honor, Oppo, Xiaomi, Samsung o Apple nos hará disfrutar de sus fenomenales características.

 

ENTENDIENDO ALGUNAS CARACTERÍSTICAS

Antes de ver las diferentes cámaras que puede montar un smartphone voy a tratar de explicar brevemente algunas características de estas. Conocer dichas características ayudará a diferenciar las prestaciones de una u otra cámara y, en teoría, saber cual es mejor. En teoría porque en el caso de los móviles el software de procesamiento de imagen tiene mucho que decir. Un claro ejemplo lo tenemos con los teléfonos de Sony, en los últimos años, en el apartado fotográfico, no suelen estar entre los favoritos de la prensa especializada y, curiosamente, la mayoría de los móviles con las mejores cámaras del mercado tienen sensores Sony.

SENSOR: el sensor es la parte de la cámara que se encarga de absorber toda la información (luz) de la imagen a retratar. En la actualidad prácticamente todos son del tipo CMOS o evoluciones de este (CMOS BSI o ISOCELL). Sony (IMX700, IMX689, IMX555) y, en menor medida, Samsung (S5KHMX, S5KHM1, S5KGW1) son los fabricantes de los sensores que montan las cámaras de los móviles de gama alta.

TAMAÑO DEL SENSOR: cuanto mayor sea más información podrá captar, por lo que sus resultados serán de mayor calidad. Los teléfonos inteligentes montan de los sensores más pequeños que hay, principalmente por falta de espacio tanto para el sensor como para las ópticas necesarias. A continuación, de mayor a menor, los tamaños más habituales:

  • 36x24mm (full frame)
  • 27,90×18,60mm (APS-H)
  • 23,60X15,60mm (APS-C)
  • 22,20X14,80mm (APS-C Canon)
  • 18,70X14mm (1.5″)
  • 17,30x13mm (4/3″)
  • 12,80×9,60mm (1″)
  • 10,67x8mm (1/1.2″)
  • 8,80×6,60mm (2/3″)
  • 7,60×5,70mm (1/1.7″)
  • 6,17×4,55mm (1/2.3″)
  • 4,54×3,42mm (1/3.2″)

TAMAÑO DE LOS PIXELES: el sensor esta dividido en fotorreceptores que comúnmente se llaman pixeles. A mayor tamaño, más luz captaran, dando como resultado fotos con mayor calidad. A mayor cantidad obtendremos fotos de mayor tamaño y con más detalles (que no más calidad). Aquí los fabricantes de sensores tienen que “jugar” con el equilibrio entre el tamaño y la cantidad de pixeles (son inversamente proporcionales) porque si los hacen muy grande habrá menos cantidad, las imágenes serán de calidad pero pequeñas, al contrario saldrán fotos muy grande pero con poca calidad.

Ahora se está comercializando sensores con tecnología Pixel Binnig o similares que combinan los pixeles (4 en 1 en este caso) para hacerlos mayores y ganar en calidad.

APERTURA: indica la apertura del diafragma de la lente. El sensor no esta expuesto directamente a la luz, sino que está detrás de una “membrana” que se abre al tomar la foto. Al abrirse es cuando el sensor capta toda la luz de lo que tiene delante y lo transforma en información. Esta membrana es el diafragma y cuanto más grande sea su apertura más luz entra, precaución porque en este caso una apertura f/1,8 es mayor que una f/2.

DISTANCIA FOCAL: a ver como explico esto sin muchos tecnicismos… se podría definir, más o menos, como la distancia que hay entre la primera lente (la que esta fuera) y el sensor. Esta distancia va a determinar la perspectiva de lo que se verá en la fotografía pues a menor distancia focal más alejada se verá la imagen capturada y a mayor distancia focal más cerca se va a ver la imagen.

Para que tengáis una referencia, en una cámara réflex, con sensor full frame, se considera que la distancia focal equivalente a lo que vemos a través de nuestros ojos es de 50mm aproximadamente. Las cámaras estándar de los móviles suelen tener una distancia focal en torno a los veintimuchos milímetros por lo que las imágenes saldrán más… alejadas.

RESOLUCIÓN: esta la da la cantidad de megapixeles que tenga el sensor y no es otra cosa que el tamaño máximo de la imagen resultante. Por ejemplo un sensor de 48MP dará como resultados imágenes de 8000×6000 pixeles, si lo queréis imprimir a 300ppp obtendréis una imagen de 67,73×50,80cm. Más megapixeles más grandes las fotos (y ojo, también van a ocupar más espacio en el móvil), menos más pequeñas. Una ventaja de tener fotos de gran tamaño es que podéis ampliarlas (sin pasarnos) y recortarlas y no perder calidad.

También hay que decir que una foto realizada con un sensor con más MP que otro puede conseguir fotos de más detalle. Me explico, al sacar una foto a un gato y posteriormente revisar dicha foto, al aumentar la imagen veréis, por ejemplo, los pelos del gato más definido.

ZOOM ÓPTICO/HÍBRIDO/DIGITAL: la diferencia entre estos diferentes tipos de zoom está en la tecnología usada para cada uno. El zoom óptico, que es el que mejores resultados da, funciona con las lentes de la cámara por lo que al usar el zoom sobre la imagen a retratar no se perderá información de esta. El digital funciona vía software así que cuando se utiliza los aumentos por encima de las posibilidades de las lentes digamos que la imagen resultante tendrá partes incompletas que son “rellenadas”, como dije, por software. El híbrido aprovecha estos dos métodos y los combina, digamos que intenta ser más sutil con los retoques por software.

ESTABILIZADOR ÓPTICO/DIGITAL: los estabilizadores son una gran ayuda para realizar fotos a mano alzada (sin trípode o similares) o cuando las condiciones de luz no son del todo favorable. Al igual que pasa con el zoom el que mejor funciona es el óptico.

 


Te puede interesar: CONSEJOS PARA SACAR BUENAS FOTOS CON EL MÓVIL

 

LAS CÁMARAS

El hecho de montar diferentes cámara equivale a los diferentes objetivos que tiene un aficionado (o profesional) a la fotografía, dependiendo del tipo de fotografía que quiera va a utilizar uno u otro. Eso se consigue en los teléfonos cambiando de cámara en vez de objetivos. No todos estos tipos de cámaras están presentes en un mismo móvil pero la que falte se suele suplir mediante software.

ESTÁNDAR: defino como estándar la cámara que, por características, más se parece (salvando las diferencias) a la típica cámara compacta. Como suelen tener una distancia focal de unos veintitantos milímetros, con un campo de visión amplio (gran angular), son ideales para sacar fotos panorámicas.

ULTRA GRAN ANGULAR: estas cámaras tiene un campo de visión por encima de los 90º por lo que con ellas conseguiréis fotos más amplias todavía que la cámara estándar.

sky-people-street-taking-photo-97906
Los móviles actualmente montan cámaras ultra gran angular de 110º o más.

 

TELEOBJETIVO: es la que tiene el zoom óptico y lo habitual ya es que tenga 5 aumentos aunque ya hay móviles con 10 aumentos.

MACRO: sirve para sacar fotos de muy cerca, no me refiero a retrato de personas sino a, por ejemplo, flores, plantas, insectos o animalejos varios.

petaled-flowers-with-dew-drops-on-close-up-photography-132419
4cm, o en algunos caso menos, es rango de distancia en el que puede trabajar estas cámaras.

 

RETRATO: utilizan sensores de profundidad para diferenciar lo que está en primer plano desenfocando lo demás. Se utiliza mucho para hacer los retratos con efecto bokeh.

black-and-white-border-collie-puppy-3908809

 

MONOCROMA: son cámaras para hacer fotografías en blanco y negro.

person-walking-on-street-3325720

 


Si quieres seguir estas y otras noticias únete al canal de Telegram El espíritu de Kusanagi.