Supongo que muchos de vosotros conocéis GIMP, se trata de un programa de edición de imágenes digitales de mapa de bits con el que, entre otras cosas, podéis retocarlas, redimensionarlas, recortarlas o convertirlas en otros formatos. Es una útil y potente herramienta pero que necesita de un buen aprendizaje para sacar provecho de ella.

No pretendo hacer un extenso tutorial sobre su uso, mejor buscar alguno en YouTube, pero si mostraros de forma sencilla algunos trucos como el que da título a este articulo que, por ejemplo para los aficionados a la fotografía, puede ayudar a mejorar alguna de las instantáneas tomadas y que no han quedado todo lo bien que uno desearía.


DATOS DATOS DATOS

Pero antes quiero dar un poco de información que de seguro a más de uno le aclarará algunas dudas (y le motivará otras).

TIPOS DE IMAGEN

A grandes rasgos existen dos técnicas o categorías para trabajar con imágenes digitales: imagen de mapa de bits (también ráster) e imagen vectorial. Explicado rápidamente la imagen de mapa de bits esta formada por pixeles como las fotografías (de una cámara digital por ejemplo) mientras que la vectorial esta formada por la unión de puntos mediante figuras geométricas (rectas, curvas, polígonos, etc) como los dibujos (de una tableta digital por ejemplo).

Así pues, dependiendo de lo que queráis hacer, si retocar una fotografiá o hacer un dibujo (generalizando un poco), utilizareis o un tipo u otro de imagen con sus correspondiente programa adecuado para ello: GIMP, Photoshop o Krita para las imágenes de mapa de bits; Inkscape, CorelDRAW o Illustrator para imágenes vectoriales.

PERFIL O ESPACIO DE COLORES

Voy a intentar explicar que es esto, intentar porque la verdad es que no ha sido hasta ahora que me he puesto a jugetear con imágenes… como decirlo… imágenes de calidad (???) descargadas de Pexels o Unsplash cuando he oído hablar de ello. Al abrir estas imágenes en GIMP este avisa de que utilizan un perfil de color determinado y nos pide si queremos continuar con este perfil de color o transformarlo al que GIMP utiliza.

Un perfil o espacio de color es la forma que tiene un dispositivo, siguiendo unas normas o un sistema de interpretación de colores, de guardar el color de las cosas que capta. Esto se hace para intentar que cuando uno hace una foto al reproducirla en un monitor o imprimirla el resultado sea lo más similar posible a la foto, siempre y cuando todos utilicen el mismo perfil.

Para no extenderme mucho, de los sistemas que hay los más usados son el RGB y el CMYK y dentro de cada sistema hay diferentes estándares como el sRGB del primer sistema comentado, que es el más usado en internet. Elegir entre mantener un perfil o transformar en el de GIMP dependerá de si tenemos suficientes conocimientos como para saber cual es la mejor opción de lo contrario da igual la opción que elijáis.


CONOCIENDO UN POCO A GIMP

LA INTERFAZ

Interfaz de GIMP recien instalado.

Lo primero es conocer un poco su interfaz y sin hacer inicialmente ningún cambio, ya que todos los elementos de los que voy hablar se pueden personalizar, esta consta de:

1 Caja de herramientas. Aquí están disponibles todas las opciones principales que se pueden hacer sobre una fotografía como cortar, borrar, rotar, redimensionar, pintar, etc.

2 Opciones de herramientas. Aunque esta sección en realidad tiene más elementos, fijaros que tiene cuatro pestañitas, la que nos interesa inicialmente, opciones de herramientas, es la primera (la que tiene el simbolito de un cuadro y un caballete). En este cuadro de dialogo veréis las diferentes opciones que tiene la herramienta que hayáis seleccionado, por ejemplo si en la caja de herramientas seleccionáis la de cortar aqui vereis algunas opciones adicionales de esta.

3 Área de trabajo. Donde irá alojada la imagen con la que vais a trabajar.

4 y 5 Diálogos empotrables. Estas cajas de diálogos son o más opciones de una herramienta o están dedicados a alguna función que no aparecen en las herramientas como la de elegir un color cuando valláis a pintar o el tipo de efecto del pincel.

ATAJOS

Lo siguiente es conocer algunos atajos del teclado y/o el ratón que os van a facilitar, principalmente, la navegación sobre la fotografía en la que estéis trabajando:

*RUEDA RATÓN: movimiento vertical
*CTRL + RUEDA DEL RATÓN: acercar o alejar
*MAYUS (SHIFT) + RUEDA DEL RATÓN: movimiento horizontal
*CTRL + Z: deshacer último cambio
*CTRL + Y: rehacer último cambio
*TECLA C: seleccionar herramienta de clonado
*TECLA H: seleccionar herramienta de saneado
*(CON CLONADO O SANEADO SELECCIONADO) CTRL + CLIC BOTÓN IZQ. DEL RATÓN: selección área de referencia para clonar/sanear.   

CON LAS MANOS EN LA MASA

COMIENZA LA OPERACIÓN

Os voy a mostrar teóricamente como eliminar a la persona que está sentada en el embarcadero de la imagen. Teóricamente porque en la práctica dependerá de lo mañoso que es uno porque amigos… GIMP no hace milagros.

Una vez en GIMP con la imagen elegida a retocar (para los más novatos arriba a la izquierda ARCHIVOS/ABRIR o arrastrar la imagen hasta el área de trabajo) seleccionamos la herramienta de clonado. A tener en cuenta el tamaño del área que selecciona la herramienta de clonado, la podéis cambiar en opciones de herramientas, y el efecto de este área, en los dialogos empotrables (pinceles).

Arriba a izquierda, en la caja de herramientas, encontraréis clonado, más abajo donde la flecha, en opciones de herramientas, podéis seleccionar el tamaño del área de clonado y a la derecha, en la caja de dialogos de pinceles de los dialogos empotrables, podéis elegir el efecto del área de clonado.

Ahora toca clonar una zona (preferiblemente cerca de la zona que vais a retocar), por ejemplo clonáis la zona cerca de la cabeza, cojiendo bosque con un poco de agua (recordar que para clonar hay que tener la herramienta seleccionada, pulsar CTRL y a la vez hacer clic con el botón izq. del ratón sobre el área elegida) y vais aplicando lo clonado por la cabeza del muchaco simplemente dándole clic izq. del ratón (ya sin CTRL).

Donde está la flecha es el área clonada, a continuación  se ve el resultado de aplicar el área clonada sobre la cabeza.
Clonamos un poco más arriba y misma operación.

SANEADO

Esta herramienta complementa a clonado, no siempre hace falta emplearla, pero no esta de más saber que esta y como funciona. A veces yo no la uso porque al hacer el clonado a veces aumento tanto la imagen para poder trabajar bien que cuando vuelvo a la posición original no se nota nada de los retoques que he hecho.

Así pues esta herramienta lo que hace es intentar igualar la parte que se le ha aplicado el clonado con las de alrededor. Para utilizarla, después de seleccionarla en la caja de herramientas, hay que seleccionar un área de referencia (igual que si fuerais a elegir el área de clonado) y, con el botón derecho del ratón pulsado, lo movéis encima de la zona a retocar.

Si no andáis corto de vista notaréis los círculos donde se ha aplicado el clonado.
Una vez aplicado el saneado se nota menos que se ha clonado la zona.

YA PARA TERMINAR

Como veis es un trabajo meticuloso y que, en ocaciones, os puede llevar un buen rato. Si queréis guardar el proyecto para continuar en otro momento simplemente le dais a guarda y se creará un archivo con extensión .xcf que solo GIMP puede usar. Si lo que queréis es utilizar ya la imagen del proyecto hay que exportarla, esquina superior izq. en ARCHIVOS/EXPORTAR, a un archivo con extensión .jpg por ejemplo.

Lo dicho, con maña y paciencia podéis obtener resultados más que satisfactorios como se ve en la imagen a continuación, ya finalizada, donde ya ha desaparecido el pobre muchacho de la fotografía.

Si quieres seguir estas y otras noticias únete a mi canal El espíritu de Kusanagi de Telegram o visita mi canal EEDK de Dailymotion.