Con este título me he cargado por completo el SEO, no me van a encontrar ni con un helicóptero de rescate, a lo sumo algún seguidor de “El Señor de los Anillos” llegara por aquí y dirá: ¿que ****** es esta?. El SEO evidentemente algo me preocupa porque escribo, entre otros motivos, para que otros me lean y si no lo tengo en cuenta la visibilidad de mi blog en internet va ser terrible peeero la verdad es que no le hago mucho caso (no nos llevamos bien). En cuanto a la referencia de la obra de Tolkien lo digo por el título que es una modificación de parte del “Poema del Anillo” que reza así:

Un Anillo para gobernarlos a todos, Un Anillo para encontrarlos,

un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas

Ahora en serio, con el título quiero hacer referencia a estas aplicaciones que aglutinan el acceso a muchas webs (servicios), principalmente de correos o mensajería. Es decir, que en una misma aplicación podemos acceder a la versión web de Telegram, Whatsapp, Protonmail, Tutanota, Gmail, outlook, Discord, etc, etc.

Después de unas cuantas prueba finalmente me quedo con cuatro aplicaciones, que en realidad son dos, para un uso digamos cotidiano (no profesional o intensivo). Las bazas para mi elección son tres: son gratuitas (o disponen de versión básica gratuita), sencillas de manejar y su código fuente está disponible para revisar.

Personalmente no tengo nada en contra del software propietario (cada vez menos pero sigo usando este tipo de software), pero si que es verdad que intento usar y recomendar aplicaciones libres y/o de código abierto (que se parecen pero no son lo mismo). Una de las principales razones es por la seguridad/privacidad, una aplicación que se pueda revisar el código fuente del que está hecho no puede ocultar nada. Así pues, tal vez tu y yo no sepamos interpretar ese código fuente, pero muchos programadores si y si hubiera algo sospechoso se daría a conocer (malware, rastreadores).

Ya para terminar con esta introducción comentar que todas las aplicaciones mencionadas son multiplataforma por lo que se pueden instalar en las principales familias de sistemas operativos: GNU/Linux, Windows y macOS.

FERDI/FRANZ

El primer “navegador de mensajería” que conocí fue Franz pero para los que se inician con este tipo de aplicación tiene dos pequeños inconvenientes que te pueden echar algo para atrás. El primero es la necesidad de registrarte para poder usarlo, no es algo malo pero si solo quieres probar la aplicación te lo puede hacer pensar.

El segundo es que su versión gratuita, tiene dos planes de pago además del gratuito, solo permite añadir tres servicios. Esto se me antoja insuficiente pues si uno recurre a este tipo de aplicaciones es porque probablemente tendrá el Whatsapp y compañía (Facebook, Instagram y Messenger), el Telegram, unas cuantas cuentas de correos, entre ellas el Gmail con sus complementos (Calender, Drive, Meet, etc) y vete a saber que más.

Ferdi nace para poner remedio a estos “inconvenientes” y como variante de Franz funciona prácticamente igual, incluso podemos usar una cuenta de este en Ferdi. En cuanto al número de servicios que trae, Ferdi dispone de más de cien y se le pueden añadir otros aunque he de admitir que no sé como se hace exactamente y no he encontrado donde se explique claramente.

Como veis la interfaz de Ferdi, y por ende también la de Franz, es sencilla. Abajo a la izquierda están los botones de las configuraciones, el de añadir servicios, el de deshabilitar las notificaciones y el del diseñador de espacios de trabajos. Por encima están los servicios ya añadidos.
Añadiendo servicios.
El diseñador de espacios de trabajo sirve para ordenar un poco los servicios, es decir, se pueden crear cuantos queráis tomando como base los servicios ya añadidos inicialmente y así dividirlos por servicios de correos, o de mensajería o los de una sola marca como los de Google, por ejemplo.

RAMBOX

Este es nuevo para mi y pasa lo mismo que con el binomio Ferdi/Franz, tiene un fork llamado Hamsket, aunque hay que decir que la versión gratuita de Rambox no está tan limitada como la de Franz. Aclarar que Rambox tiene en realidad dos aplicaciones, la versión básica y gratuita (en la que está basada Hamsket), llamada Community Edition, es totalmente diferente a la versión de pago que, evidentemente, trae funciones extras (como el bloqueador de anuncios o el soporte técnico).

Dos funciones interesante con las que cuentan ambos son la posibilidad de añadir otros servicios que no aparezcan en la lista disponible (esta vez si he sido capaz de añadirlos) y la de poner una contraseña para poder acceder a la aplicación. Lo de poder añadir los servicios que queráis hace que las posibilidades de usabilidad sean mayores. Y lo de la contraseña me parece algo útil y a tener en cuenta si queréis mejorar la seguridad y privacidad en un ordenador donde puede tener acceso más personas (porque las sesiones de los servicios que tengáis pueden quedar abiertas).

A primera vista la interfaz de Rambox/Hamsket puede parecer algo complicada con tanto dibujito pero inicialmente lo único que tenéis que hacer es pinchar en el servicio elgido y...
darle al botón de añadir.
Para añadir servicios adicionales hay que buscar el último de los servicios que hay en la lista (Custom service), añadir la URL del que nos interesa, otra URL de alguna imagen para el icono y listo.
En las configuraciones/preferencias (la ruedita dentada arriba a la derecha) encontraréis la opción de añadir una clave.

OTRAS APLICACIONES

Ya os comenté que estas eran las más recomendables si os iniciáis en este tipo de aplicaciones, si no queremos pagar nada, registraros, queréis algo sencillo, etc. Sin embargo, con el tiempo, puede que queráis más, más prestaciones, más servicios, más ayuda, y lo mismo estas aplicaciones se os quedan “cortas”. La solución podría pasar por contratar las versiones de pago de Franz/Rambox o probar alguna otra opción más completas, y de pago claro, como Shift o Wavebox.

Si quieres seguir estas y otras noticias únete a mi canal El espíritu de Kusanagi en Telegram o visita mi canal EEDK en Dailymotion.