No me considero un usuario que tenga amplios conocimientos técnicos sobre navegadores, tampoco termino de entender cuando un usuario estándar presume de ellos diciendo que usa tal navegador porque es más rápido o consume menos RAM que otros… son diferencias mínimas en megabytes o milisegundos que en la práctica ni se notan. Lo que si parece claro a día de hoy es que Chromium y sus vástagos (Chrome, Opera, Edge, Vivaldi, Brave) cuentan con unas características que, por lo visto, los hacen superiores a las dos opciones independientes que quedan de entre los navegadores más usados (Safari y Firefox).

Por supuesto que cada uno puede usar la opción que más le guste aunque el tener una clara posición de ventaja, como Google con Android, Microsoft con Windows y, en menor medida, Apple con iOS, no ayuda a la competencia de los grandes. Tampoco ayuda que la mayoría de los medios noticiosos de referencia hablen principalmente de los productos de las grandes compañías, es lo normal ¿no? pues es lo que piden los usuarios ¿o son los usuarios los que piden solo lo que les ofrecen los medios?. Y es que a pesar de claros ejemplos donde se ha demostrado las desventajas de los monopolios o el dominio de las grandes corporaciones, como el caso de Internet Explorer ya que hablo de navegadores, el ciudadanito de a pié prefiere pensar que todo es fantástico y maravilloso.

Si eres de los usuarios que las luces de neon de las grandes tecnológicas todavía no te han seducido, o por lo menos ofreces cierta resistencia, y te preocupa tu seguridad/privacidad al navegar por internet tienes a tu disposición un gran navegador como Firefox que, como a cualquier buen proyecto alternativo, hay que proteger con su uso y, si es posible, con apoyo económico. En este articulo os voy a mostrar como aumentar la seguridad/privacidad en Firefox habilitando algunas características que de paso explicaré como funcionan.

MEJORAS EN LA SEGURIDAD/PRIVACIDAD

Antes comentaros que, por si aca, lo mejor es que vayáis adoptando estas medidas de una en una y vais viendo si no afecta a vuestra navegación. A mi personalmente no me ha afectado, o por lo menos no he visto ningún empeoramiento a la hora de usar internet, pero he de admitir que yo soy muy rarete en cuanto a los gustos por la seguridad/privacidad en comparación con la mayoría de usuarios.

DNS SOBRE HTTPS

Supongo que todos sabéis que es HTTPS, por si acaso lo explico brevemente. Es un protocolo de transferencia segura de datos de hipertexto, evolucionando del anterior protocolo (el HTTP sin la “S” al final), tomándose como estándar de las comunicaciones de internet aunque todavía no ha sido plenamente adoptado. Una de las ventajas de este protocolo es que encripta la comunicación por internet haciendo más difícil, que no imposible, que puedan robar nuestros datos.

¿Y un DNS?, aquí hay dos cosas diferentes (pero relacionadas) con las mismas siglas, por un lado está el Domain Name System (Sistema de Nombres de Dominio) que, por decirlo de alguna forma, es el protocolo que gestiona y administra los dominios de internet. Por otro lado, y este es el que viene a cuento, se encuentra el Domain Name Server (Servidor de Nombres de Dominio) que hace las función de base de datos para consultar. ¿Y que se consulta en un “servidor” DNS?, pues la IP que le corresponde al sitio web que uno busca.

Pues a pesar de los esfuerzos por implantar HTTPS en la navegación por internet resulta que cuando nuestro buscador consulta al DNS (al servidor), dicha consulta se hace en HTTP (sin S). Así que para “forzar” el uso de HTTPS cuando el buscador consulte al DNS hay que habilitar DNS sobre HTTPS o DoH (DNS on HTTPS).

COOKIES DE TERCEROS

Las cookies vinieron a mejorar la interactividad entre las webs y los usuarios y pueden que se vayan por pesadas, les dimos la mano y nos cogieron el cuerpo entero. A pesar de su creciente mala reputación algunas son necesarias pues para que una web funcione correctamente hacen falta las técnicas, el problema viene con las que van más allá de que la web funcione bien. Estas cookies “malas” son las de terceros y son principalmente para monitorizarnos, es decir, para saber nuestra IP, nuestra localización, que vemos, que visitamos, si escribimos algo (en un formulario) pueden tomar dichos datos, etc, etc, etc (si, preocupante).

LIMPIEZA COOKIES

En teoría los sitios webs solo deberían de dejar cookies esenciales o técnicas en vuestro ordenador, cookies inofensivas o llamémolas “buenas” (sin azucar ni añadidos). En teoría porque se supone que el resto de las cookies, las de terceros, solo deberían recalar en el navegador con nuestro consentimiento pero hay páginas que entienden que si tu sigues leyendo, haciendo scroll hacia arriba, tu has aceptado todas las cookies o que no te dejan visitarlas si no aceptas las cookies (ya la Unión Europea se ha pronunciado sobre esto y ha dicho que no es correcto).

Así pues, hasta que todos los sitios webs jueguen limpio, no está de más que tengáis la sana costumbre de hacer limpieza de vez en cuando (no de San Juan a Corpus) o habilitar la opción de “Eliminar cookies cuando cierre Firefox”.

MODO SOLO-HTTPS

Habilitando esta opción se fuerza a los sitios web que uno visite a que, si funcionan con ambos protocolos (HTPPS y HTTP), utilicen el más seguro en nuestra comunicación.

OTRAS COSAS A TENER EN CUENTA

CAMBIO BUSCADOR

Algo tan obvio y que muchas veces pasa inadvertido, si el buscador que usáis es el de Google olvidaos de vuestra privacidad (pasa con cualquier producto de Google). Google, al igual que FaceBook, vive de la publicidad por lo que sus productos están cargados de todo tipo de cookies/trackers que estudiarán hasta la última de vuestras acciones para ofreceros productos acordes a vuestros intereses (aunque vuestro interés sea el de que os dejen en paz).

Alternativas hay unas cuantas, que sean pro privacidad menos pero las hay. Tal vez el más conocido de los buscadores no Google es DuckDuckGo pero también puedes tener en cuenta Qwant o Startpage. Si estáis muy acostumbrados a los resultados de Google y no termináis de acostumbraros a los de DuckDuckGo o Qwant saber que Startpage utiliza los de Google pero preservando nuestra privacidad.

OJO CON LAS EXTENSIONES

Las extensiones ayudan a aumentar las funcionalidad del navegador añadiendo características adicionales. Sin embargo, echando un vistazo a los permisos que se les otorgan cuando se instalan, uno se puede horrorizar con todo lo que pueden hacer. ¿La solución? tener en cuenta cosas como: instalar solo las que realmente sean necesarias, revisar la política de privacidad o ver si es un proyecto de software libre u Open Source (código fuente disponible).

Si quieres seguir estas y otras noticias únete a mi canal El espíritu de Kusanagi en Telegram o visita mi canal EEDK en Dailymotion.

Seguir leyendo:

GIMP: creación logotipo básico

El pasado mes me dio por trastear con GIMP para ver si era capaz de mejorar el logo de mi blog, ya lo había intentado con anterioridad pero sin resultados satisfactorios. Finalmente conseguí algo que me pareció muy interesante para una persona con unos conocimientos de GIMP limitados por lo que no puedo, de momento, […]

Variety para Ubuntu (actualizado)

Tres años han pasado desde que escribiera el artículo original de “Variety para Ubuntu“, tres años en los que ha habido una evolución en la forma de escribir, a mejor indudablemente (o eso pienso), y en la de pensar, ahora más afín con el universo del Free/Libre Software y el Open Source. Hace unas semanas […]

F-Droid

Una de las múltiples diferencias entre iOS y Android está a la hora de permitir o no instalar aplicaciones de otras fuentes más allá de sus propias tiendas. Mientras que iOS es un ecosistema cerrado, no permitiendo instalar nada fuera de la App Store, Android permite, no sin advertirte de los peligros que esto conlleva, […]

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.